lunes, 19 de septiembre de 2016

EL DISFRAZ

Sin más, ella estaba perdida...
Sus sentimientos revueltos...
Y su razón descolocada...
Había vivido experiencias dolorosas, y el enfoque hacia el futuro se distorsionaba. Luces, sombras, arco iris y truenos en un bol de ensalada...
Entonces se disfrazó de otra, alisó sus rizos y se vistió de reina. Todo fue bien, tan bien que tan solo de vez en cuando  veía destellos de quién realmente era, y no le perturbaba.
Pero... un buen día, sin previo aviso, el velador disfraz se escabulló y la dejò desnuda... la dejó tan desamparada que con vapor silencioso perdió su mullida y guateada temperatura. Abriò fugaz un ojo y sin prentenderlo, se topò consigo misma. 
Y... Allí estaba ella... Sí, era ella!!! Ella sin disfraz, careta ni antifaz!!! 
Para su sorpresa estaba notablemente transformada y evolucionada. Algo se había mudado, algo había mutado... 
Se percató poco tiempo después de que el disfraz había desteñido, había  pintado de color su palidez y engordado su alma con su abrigo.
En su escondite, había conseguido curar y madurar sus cicatrices... los surcos se intuían suaves y su torso no se engibaba.
Sin más, apartarse de sí misma un tiempo, la llevó a conseguir lo inalcanzable, abrillantó su pequeño y decrépito espejo y por fin logró ver una imagen limpia, sosegada y bella... Y por fin, por fin... 
Por fin, ERA ELLA!!!!!!!!



lunes, 12 de septiembre de 2016

TRUCHIENAS




No es fácil ser trucha!!!!
La gran mayoría viven en agua dulce y fría de los ríos, rodeadas de peligrosas amistades: señora nutria, pequeño martín pescador... don humano, otros tantos y otros muchos.
Otras sin embargo, deciden que el transcurrir de sus días se desarrolle en el océano, y peor me lo pones, ya que alguna razón habrá para que, llegado el momento, regresen a las aguas dulces a cumplir con sus ovíparos partos.
Poco más que decir en relación a las dificultades de vivir en un mundo acuático, así sea dulce, salado o amargo, y... honestamente, no veo necesario divagar sobre los devenires y tangos de la vida en suelo terrestre.
Bien, pues el epicentro de este relato se encuentra en la acuática-terrenal y casi desconocida especie "trucha con piernas". Sí !!! Es correcto!!!!!! Habéis leído bien!!!! "Trucha con piernas"
Todos hemos oído hablar de las aladas y hermosas "sirenas" y de su canto dulce, melodioso y muchas veces peligroso. Pues menos populares, pero no por ello menos interesantes son las "truchienas".
En fin... Dulces truchienas, resbaladizas; "pescado azul" las denominan... el color de la confianza y la simpatía, que dista mucho del "rosa" de las sirenas. Azul de fidelidad, de lo eterno, y por supuesto, de la fantasía... 
Pues así, sin más, como cualquier vecino, nuestras ya queridas "truchienas" dejan transcurrir su existencia por los fluvios terrenales, eso sí, con canto dulce y tranquilo, envuelto en travesura.  Deslizándose  por avenidas, paseos, rondas y veredas; empujadas por su escurridiza y fulgente piel.
Y así, resbalan y se nos resbalan... 
Y así siguen su rumbo perdido hacia el sinuoso río o el celeste mar.
 A veces su rumbera dirección es rectilínea, incluso perpendicular. 
A veces coordinan su loco ajetreo y otras zigzaguean sin parar.
A veces su ansioso coleteo gira y a veces no les permite frenar, y a veces...  las muy muy vanidosas consiguen volar...




jueves, 8 de septiembre de 2016

PATÉTICA



"Niñas, tengo que daros una noticia horrible"
Esto leí en uno de mis grupos de esa tan conocida aplicación de móvil, creados para compartir, hasta incluso... "noticias horribles".
Mis pupilas no canalizaban de forma objetiva la información, todavía envueltas en su sábana de legañas.
"Diana se suicidò" esa era la desgraciada noticia!!!
Diana, 32 espléndidos años, Oposicion grupo A2 en sus manos, y... Preciosa la recuerdo e increíblemente preciosa era... y es...
Resulta sorprendente mi breve descripción????  La describo con tres datos, y dos de ellos son la puñetera edad y una plaza de funcionaria en propiedad. 
PATÉTICO!!!!!!!!!
Patética la que escribe, obsesionada y atormentada con esas dos reseñas, con esas dos circunstancias, que convirtió en condicionantes de su felicidad... Condicionantes puticulturales que con fuerza endemoniada la arrastraron a la negra y angustiosa tristeza... (Entre otros, por supuesto).
Pues, Diana, ese vivaz pajarillo, no consiguió encontrar alivio y luz, a pesar de que "a mis ojos" tenía lo que yo ansiaba!!!! 
PATÉTICO!!!! Repito y repitiré incansablemente!!!!
Se hizo necesario el dolor inmenso y la oscuridad extrema de Diana, para que yo comprendiera que la ansiada y famosa felicidad se  reduce a la tranquilidad liberada de angustias, minuto a minuto, día a día. 
PATÉTICO!!!!!
Un guiño "dulce Diana". Si me sumerjo en tu posible dolor... me ahogo...
Y... hay quien dice y comenta, que perder la voluntad para vivir es EGOÍSTA!!!!!!!
PATÉTICO Y MÁS PATÉTICO!!!! 
Cuando vivir te mata, te duele y no te permite respirar, en nuestro auxilio acuden otras formas alternativas de sobrevivir... Aunque no esté claro el donde.  Y PUNTO!!!!!

"Quien tiene un porqué para vivir, encontrará casi siempre el cómo"
Nietzsche